Un cumpleaños diferente

22 05 2008
 

Esta mañana me desperté de repente muy sorprendida, como asustada, y mi madre fue corriendo a ver que me pasaba. Yo le dije que no sabía muy bien donde estaba que me encontraba un poco perdida, y mi madre me dijo que era normal, pues después de estar unos cuantos días en el hospital se pierde un poco la noción del tiempo.

 Bueno, se me pasó un poco, me levanté de la cama, con muy poquita hambre, y se acercaba la hora del desayuno y yo sin ganas como todos los días, pero hoy era un día especial, cumplía por fin los dieciséis años que con tantas ganas estaba esperando. No han sido como yo había imaginado, con mis padres en casa y luego por la noche de fiesta con los amigos, como todos los años, pero cada año mejor porque ya soy un año mayor. Bueno como iba contando se acercaba el desayuno y yo sin hambre, pero en fin, hoy había que hacer un pequeñito esfuerzo y  tomarme un gran vaso de leche con galletas. Al rato empezaron a entran las enfermeras como todos los días a controlar la fiebre, los sueros, etc. No sé cómo, pero todas sabían que era mi cumpleaños, no se si ha sido porque lo han mirado en la ficha o por qué otra razón, pero bueno, el caso es que me felicitaban todas y eso me hizo mucha ilusión.

 

A media mañana llegó la visita del médico para ver como estaba. Él también  me felicitó. Me dijo que estaba muy bien pero que tenía que comer un poco más, y yo le prometí que por ser mi cumpleaños iba a hacer un pequeño esfuerzo por comer un poco más aunque estuviera un poco triste y desganada al estar con el tratamiento de la quimioterapia pero en fin, un día era un día.

 

A la media hora mas o menos de  haber terminado la visita del médico, llegó otra visita mas inesperada todavía, la de la famosa modelo Sandra Ibarra, que ha superado la enfermedad de la leucemia dos veces y vino a visitar el hospital para compartir su experiencia con los enfermos y darles algunos ánimos. En ese momento en el que estaba con la visita de Sandra llegaron las dos profesoras que tengo aquí en el hospital con una tarta y todas las enfermeras de la planta cantando el cumpleaños feliz mientras ellas cantaban y me miraban. Sandra lo grabó con su móvil, yo me emocioné muchísimo, no me esperaba todo eso y de tanta emoción no podía ni soplar las velas, me ayudaron porque si no, no había manera de apagarlas. Las profesoras me regalaron una tarjeta y unas cremas que me gustaron mucho sobre, todo un osito que llevaban las cremas de regalo.

 

Cuando se fue gran parte de la visita nos comimos unos trozos de tarta. Las profes también se fueron y me quedé a solas con mi madre, estuvimos comentando  lo que había ocurrido, con toda la tontería ya se había pasado toda la mañana y ya era la hora de la comida y yo le había prometido al médico que iba a comer, hice un esfuerzo y me comí la mitad de lo que me habían traído y un trocito de tarta.  Cuando terminé le di la tarta a las enfermeras para que comieran.

 

Por la tarde vino mi padre con mi hermano pequeño, me trajeron algunas cartas de las amigas para que las leyera y estuviera entretenida, les eché un vistazo por encima a ver que me contaban.

 
 
Anuncios

Acciones

Information

One response

23 05 2008
Isaac

Feeeeliz Cumpleaños de l@s profes de Oviedo.
PD: ¿ cómo hacemos para probar esa tarta?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: