Diario de una itinerancia

25 11 2010

Cargada de materiales, carpeta y ordenador, salir temprano, con calma. Autopista colapsada por obras, sol, nubes, agua, 127 Km.,  llegada al último pueblo importante y primera parada para confirmar ruta, cambio de dirección y vuelta atrás. Las recomendaciones de vía michelín y Google maps, no siempre son las más acertadas.

Carretera secundaria, tractor que me impide el paso, preguntar por los caminos, tractor que me guía, llegada al alto, parece que hay cobertura ,el teléfono no deja de sonar, (que suene) tractor de frente que se para (dos mujeres) que me dan conversación en medio de un diluvio.Otro cruce, otra duda llamada a la casa para preguntar, indicaciones que no había manera de entender, cobertura deficiente y entendederas aún más deficientes. Seguro que las explicaciones eran buenas..

Entrada en la aldea por el sitio equivocado, bajada de unos quinientos metros, curvas y pendiente con un % imposible de calcular, que me hacen maniobrar, (necesito un coche más pequeño), llegada a un final de camino equivocado. Guía aparecido de la nada, ochenta años fabulosos que vienen en mi auxilio y me aconsejan  atravesar campo a través por dos rodadas -“Sin miedo señorita que está firme” (necesito un coche más alto) Encontrarme , al fin, al abuelo de “Ramonín” esperando nervioso para dirigirme los últimos metros.

La llegada a la casa, entre niebla y lluvia, la maniobra y el aparcamiento entre el tractor  y la hormigonera,  las caras de los únicos vecinos, observándome a través de los cristales. Los obreros empapados arreglando el tejado, subir a la cocina a través de una pasarela de tablones, embadurnados de barro y cemento mojado, cocina de leña, saludos, besos, sonrisas, ojos emocionados.

Café solo y sin azúcar. ¿Sin azúcar?… mmmmmm  – Este café tiene algo….
– Jijiji algo tendrá “señurita”  – ¡Ay, dios Ramonín!….. ( que se parte de risa)¡No voy a poder marchar si lo tomo! – Jijiji tómelo señurita, que entrará en calor y está muy bueno y si no puede marchar se queda con nosotros. Más risas. Anís caliente disfrazado de café, me sentó de perlas.

Es el primer día. Comienza la charla, la entrega de materiales,  la “medioclase”

Ramonín, tan contento mientras le enseño, colores, letras, marionetas, y cuentos . Hace una torre de bloques y,  -…. FAME y la abuela – Ramonín hágale los números a la señurita, y mientras tanto me encarga que le compre unos pantalones en Oviedo, y Ramonín que me enseña sus colores, Y la abuela que pone nombres a todos los niños de primera comunión y  novios y novias de blanco que hay por las paredes, y Ramonín me enseña su estuche,   me dibuja tres letras y…. FAME
Y  me enseña sus juguetes,  una jaula llena de mulas de plástico rodeadas de……jeringuillas.

Llega la hora de la marcha y llueve, casi chispea nieve, y yo tan contenta por fuera, y  un poco nerviosa por dentro y que me tome otro café y que va a ser que mejor no (aunque me tomaría  la cafetera entera)  y un carretillo lleno de cemento cierra la puerta de la cocina, Y mientras espero, la abuela sirve un plato de “ es Paella señurita”  sobre una banqueta con un mantel estupendo que le gusta mucho al niño…. Hoja de periódico. Y se sienta en un peldaño y come… porque yo estoy allí y porque madrugó mucho y porque tiene fame.
-Señurita que es muy tarde y usted no tomo nada, que tenemos pote de nabizas quédese y coma.
-Muchas gracias pero no puedo.

Levanta la tapa del arcón y saca una bolsa y en un cuchicheo…
– Mire, ésto es de casa y va a llevárselo porque usted no comió nada,  es un poco de lomo y unos filetes, todo de la matanza de casa (la bolsa tenía pinta de pesar varios kilos) UN RIFIRAFE, que si que no, -con confianza señurita. Hasta que interviene el abuelo, -no insistas, anda.
Los obreros terminaron con el cemento, y  como por una alfombra roja ,me  acompañan por la pasarela de tablones… COMO UNA REINA. Entrar en el coche, encender un pitillo, respirar hondo, ver en el asiento el ordenador… sonreír y encomendarme a nosequién para que el granizo pare.
La vuelta, el alto con niebla,……… despacio… (Tengo que revisar las pastillas del freno) Tranquilamente…ordenar la cabeza, el corazón…  serenar los músculos un poco tensionados. Poner la radio.
Seis horas. 285 kilómetros. El jueves próximo no podrá ser. Toca revisión médica.

Anuncios

Acciones

Information

8 responses

28 11 2010
Mar

La próxima vez si no tengo itinerancia voy contigo.

28 11 2010
Rosa

Ya sabía yo que a tí te iba la marcha….. 😉

29 11 2010
profes R y C

A nosotros nos gustaría acompañaros , pero estamos un poco lejos…Creo que pediremos unas vacaciones e iremos para allí.

1 12 2010
Isaac

Qué recuerdos……! Buena suerte!

1 12 2010
Rosa

Los del ramón y cajal que se dejen de vacaciones, lo que tienen que pedir es… EL TRASLADO! Isacín, prenda, si no me despeño el próximo día te seguiré contando 😉

1 12 2010
goncogar

Mar, yo tbn me apunto……suena de lujo.

1 12 2010
Rosa

ES de lujo!

2 12 2010
Mar

Isaac tienes razón, !qué recuerdos¡ pero está bien que le toque a Rosa, je je sobre todo estos días con la nieve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: